viernes, 14 de julio de 2017

Justificaciones prostitutas


Por Gretel Díaz Montalvo
tomado del Blog Las 4 y 20

Dos años, un mes y 25 días han pasado desde la ultima coma o punto que le regalé a este blog. Dos años, un mes y 14 días se han cumplido desde que supe que sería mamá.


Y dejé de escribir. ¿Me cansé? ¿Me obligaron? Nada de eso, solo dejé de escribir. Mi vida me estaba dando un giro de 180 grados, tenía novio pero no planes de ponernos serios ni de responsabilizarnos por alguien más. Aquello era un cubo de agua fría en plena madrugada invernal y tenía que asimilarlo.

Mis neuronas se entretuvieron en la adaptación  y dijeron adiós a muchas cosas. Mi hoy esposo y yo también nos detuvimos en la vida sin planes que llevábamos y nos pusimos serios. Bueno, hasta nos casamos y tratamos de preparar todo lo necesario para la llegada del bebé.
En esa etapa no quería hacer nada, mi cabeza solo atinaba a hacer cosas de madre futura y ya que el susto se había desvanecido el embullo y la alegría me secuestraron para entretenerme más en la función de futura madre.

Y llegó Daniel. Menos tiempo tenía para hacer otras cosas solo me ocupaba de sus avances, sus horarios... de su vida. Y me metí tanto ahí que ni me dio por publicar cosas de mi bebé, de sus primeros pasos y palabras. Me volví fantasma.

Aún voy por la vida así, pensando más en él que en mi. Pero se me acabó la licencia de maternidad y tuve que comenzar a trabajar. No tenía justificación había que escribir.

Los primeros escritos fueron mecánicos, sin gracia; poco a poco me fui dando cuenta que solo eran justificaciones mías, que las neuronas seguían ahí solo tenía que dejarlas salir porque ser madre y escribir no son enemigas. Me había prostituido de mala manera. Pero ya estoy dejando atrás esa vida en pausa y me cargo las pilas. Ah de paso comparto fotis de estos más de dos años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogs Imagen

Blogs Imagen
La Habana desde el mar. FotoBlog El Quinque

Twitter Blogosfera Cuba